‘Avengers: Infinity War’ y El Destino Incierto de la Humanidad

por Philip Watson

Con la película ‘Avengers: Endgame’ próxima a estrenarse en abril del 2019, y las altas expectativas que hay en la cultura popular de que será la culminación de una década de películas de superhéroes de los estudios Marvel, les comparto aquí esta reflexión que hice tras ver la película que la precedió:

Anoche Liz y yo vimos la película más reciente de los Avengers. En resumidas cuentas, está buenísima. Pero también creo que es bastante profunda.

Las películas del UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) son cada vez mejores, más grandes y más complejas.

• Capitán América: Guerra Civil fue un logro extraordinario para una película de superhéroes, en cuanto a la cantidad de personajes e historias que reunió exitosamente.

• Pantera Negra fue una visión estéticamente hermosa y espiritualmente rica de la cultura negra y del sincretismo entre el tradicionalismo tribal y la tecnología utópica.

Siguiendo sus pasos, Infinity War no nos decepciona. Es más grande, más ambiciosa y más compleja que cualquier otra película de Marvel y, aunque dura unas dos horas y media, tiene un paso veloz y una combinación de acción, humor y sofisticación bastante cautivadora.

No obstante, lo que me conmovió más de la película fueron algunas de las temáticas más profundas que creo que representa. El antagonista principal, Thanos, me pareció un personaje fascinante, con un matiz que rara vez se ve en un ‘súper-villano’ de historieta. *Alerta de Spoiler* De aquí en adelante, revelaré detalles importantes de la trama.

Thanos el destructor

Thanos es un fanático. Él y sus seguidores se ven a sí mismos como salvadores del Universo. Creen que son los únicos dispuestos a hacer lo necesario para que la vida continue en la galaxia y más allá.

Lo que hacen es invadir planetas y matar a la mitad de la población para que la otra mitad tenga los recursos suficientes para sobrevivir y prosperar.

Descubrimos que esta motivación de Thanos surge de la extinción de su planeta, Titan, en donde él intentó implementar su solución radical pero fue detenido y la civilización eventualmente colapsó.

Esta tragedia reforzó y arraigó en Thanos la creencia de que sólo a través del genocidio parcial y azaroso pueden las civilizaciones prosperar. Es lo que lo impulsa a obtener las piedras del infinito e incluso a hacer el sacrificio más grande para obtener el poder para destruir a la mitad de la vida en el Universo, y así ‘salvar’ a la otra mitad. Hagamos una pausa para contemplar este tema. ¿Acaso te resuena? A mí sí. Incluso podría decir que me resuena ‘demasiado.’

Mundo en llamas

Nuestro mundo está llegando a puntos críticos. Mientras la población sigue aumentando y la brecha de desigualdad sigue ensanchándose, las temperaturas globales continúan subiendo inexorablemente y el clima se hace cada vez más extremo e impredecible: olas de calor, ‘súper-tormentas’, inundaciones, incendios forestales y el ascenso del nivel del mar, por mencionar sólo algunos ejemplos.

Estas son realidades en las cuales ya vivimos, sin importar si queremos verlas o no. No sé si los escritores de Infinity War eligieron conscientemente incluir écos de estos temas en su historia, pero aunque no lo hayan hecho a propósito, aquí están. Están en el aire. Son una de las grandes sombras colectivas de nuestra época.

Maltusianos & Cornucópicos

En su magnífico libro, A New Republic of the Heart: An Ethos for Revolutionaries, mi querido maestro y amigo Terry Patten habla de dos narrativas que compiten entre sí, las cuales él llama la visión Maltusiana y la Cornucópica.

La perspectiva Maltusiana, nombrada en honor a Thomas Malthus, el académico del sigo XIX quien fue de los primeros en pronosticar que la población humana rebasaría los recursos disponibles en la Tierra, es la pesimista. Es la que a la mayoría de las personas no nos gusta contemplar, y también es la que comparten muchos ecologistas, científicos del clima y activistas.

Muchos de ellos han estudiado profundamente la trayectoria de la humanidad. Han analizado nuestros sistemas económicos basados en el crecimiento continuo, nuestra explosión de población y el impacto que estamos teniendo sobre el clima, y han concluido que se avecinan consecuencias terribles.

Los Cornucópicos, por otro lado, son los optimistas. Este grupo incluye a innovadores tecnológicos y a líderes como Peter Diamandis y Elon Musk. Ellos creen que la aceleración exponencial de los avances tecnológicos eventualmente nos llevará a encontrar soluciones a todas estas emergencias planetarias.

Thanos y sus seguidores representan la visión Maltusiana de manera bastante extrema. Y los Avengers, por supuesto, encarnan la visión Cornucópica. Es la visión hacia la cual la mayoría gravitamos, pues es la que parece brindar mayor esperanza.

Muerte y esperanza

Y sin embargo la posibilidad de la catástrofe siempre está aquí. Y quizás por eso Thanos es un personaje tan impactante.

Cuando al final de la película Thanos hace que la mitad de la población del Universo desaparezca con un movimiento de su guante incrustado de joyas, nos recuerda lo cercana que siempre está nuestra destrucción individual y colectiva.

Jamás sé cuál de mis inhalaciones o exhalaciones será la última. Y tampoco sé cuándo mi vida cómoda será alterada drásticamente. Es difícil dejar esto entrar, pero en la medida que lo hacemos, nos puede llenar de vitalidad y de gratitud por cada instante invaluable. Me imagino que en la secuela de Infinity War que se avecina, la mayoría del genocidio de Thanos será revertido de alguna forma (probablemente usando la joya del infinito verde, la cual controla el flujo del tiempo) y los Avengers (y la visión Cornucópica) triunfarán al final.

Espero que ese sea el destino de la humanidad también. Como padre de un bebé, me siento más comprometido que nunca con hacer todo lo posible para ayudar a que tengamos un futuro sano y sustentable

Tengo una profunda esperanza y una confianza irracional en que encontraremos soluciones a los enormes problemas que enfrentamos. Pero sé que nada está garantizado.

Nos necesitamos

Por último, hay otro mensaje profundo en Infinity War. Está presente en todas las películas de los Avengers, pero nunca había estado tan vivo como en esta más reciente.

Es la profunda verdad de nuestra interconexión y nuestra interdependencia. La realidad de cómo todos tenemos una tarea esencial por hacer, un papel fundamental qué jugar. Nadie, sin importar lo poderoso o rico que sea, puede resolver esto sólo. Los Avengers se necesitan los unos a los otros, y sucede exactamente lo mismo con nosotros. Necesitamos a todo el mundo, quizás ahora más que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *